En la semana dedicada al cáncer de mama, el viaje que hace 12 años emprendieron Yo Dona y El Mundo ha hecho una nueva escala. Una parada más para reunir a un panel de expertos que expongan los últimos avances y den respuesta a las principales inquietudes de las pacientes y de sus allegados.

Así, en formato semipresencial y con la misma fuerza de siempre, se ha celebrado la XII edición del ‘Viaje a través del Cáncer de Mama: Nuevas opciones, consejos y tratamientos’, organizada por El Mundo y Yo Dona con el patrocinio de Daiichi-Sankyo/Astrazeneca, Gilead y Lilly, y la colaboración de Md Anderson Cancer Center, Palex, La Roche-Posay y Roche.

La directora del encuentro, un año más, ha sido la doctora Laura G. Estévez, oncóloga médica y coordinadora de la Unidad de Mama de MD Anderson Cancer Center Madrid, quien en sus palabras de bienvenida no ha querido dejar de “recordar a las personas que en este tiempo nos han dejado”. Ella misma ha moderado la primera mesa redonda, ‘De lo científico a lo práctico’, en la que se han repasado los últimos avances en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama.

AVANCES Y TRATAMIENTOS

Entre estos avances, la doctora Silvia Pérez, radióloga y jefa de Radiología Mamaria en el MD Anderson Madrid, ha destacado que “cada vez damos más desarrollo a técnicas 3D. Así, tenemos tanto la mamografía como la ecografía en 3D, que aumentan la sensibilidad y especificidad de la prueba. También hemos avanzado hacia resonancias que duren menos tiempo, así como a mamografías que no aprieten y sin radiación”.

En cuanto a los tratamientos, el doctor Javier Cortés, oncólogo médico y jefe de la Unidad de Mama Ruber Internacional Madrid, ha señalado tres avances importantes: “Por una parte, un mejor conocimiento en biología molecular que permite que los tratamientos sean más específicos y mejoran muchísimo la hormonoterapia; por otra, la irrupción de la inmunoterapia, eficaz en subtipos como el triple negativo; y, también, la llegada de los inmunoconjugados, unos ‘caballos de Troya’ que nos hacen vislumbrar la llegada de algunas cronificaciones e, incluso, curaciones”.

LOS EFECTOS DE LA PANDEMIA

Por lo que respecta a la investigación, la doctora Gema Moreno, jefa del Laboratorio de Investigación Traslacional departamento de Bioquímica-Facultad de Medicina Universidad Autónoma de Madrid, se ha lamentado de que “estos dos últimos años no han sido buenos. La pandemia ha afectado muchísimo a los laboratorios, y este año y medio de parón ha hecho que los avances sean menos de los que me hubieran gustado. Ahora nos toca recuperar el tiempo”.

Esta mesa también sirvió para el debate acerca de un problema latente: el de la difícil colaboración entre la sanidad pública y la privada. En este sentido, los tres expertos insistieron en la necesidad de trabajar unidos, compartir investigaciones y dejar atrás los egos.

Asimismo, quisieron dejar claro un mensaje esencial: “En el cáncer de mama no hay que correr. Merece la pena tomarse el tiempo necesario para llegar a un diagnóstico preciso, y no acelerar más de la cuenta”.

Fuente: El Mundo.