El tratamiento de sacituzumab govitecán prolonga significativamente la supervivencia global en pacientes con cáncer de mama  metastásico triple-negativo, según ha confirmado el ensayo internacional ASCENT, publicado hoy en The New England Journal of Medicine (NEJM). El Dr. Javier Cortés Castán, director del International Breast Cancer Center (IBCC) ha sido uno de los responsables mundiales de este estudio, al participar en su diseño y ejecución. 

El cáncer de mama triple-negativo representa alrededor del 15% de todos los tumores de mama diagnosticados y se caracteriza por la ausencia de expresión de receptores hormonales y la falta de expresión de la proteína HER2. Son tumores que se asocian a una elevada agresividad y tienen el peor pronóstico de todos los tumores de mama, con una supervivencia limitada cuando se encuentran en una etapa metastásica. De ahí, que sea fundamental encontrar nuevos e innovadores tratamientos que puedan mejorar el pronóstico de estas paciente.

Sacituzumab govitecán es un anticuerpo humanizado contra la proteína TROP2 que está unido al metabolito activo del irinotecán (SN-38), una potente quimioterapia que inhibe la topoisomerasa e impide el crecimiento de las células tumorales. En palabras del Dr. Cortés, “funciona como un caballo de Troya que al introducirse en las células tumorales, libera las moléculas tóxicas y destruye el tumor”

El tratamiento con sacituzumab govitecán mejora la supervivencia libre de progresión y la supervivencia global en comparación con el tratamiento de elección del investigador en pacientes con cáncer de mama avanzado triple-negativo que habían recibido al menos dos regímenes de quimioterapia para la enfermedad avanzada, según ha demostrado el estudio clínico ASCENT, publicado en NEJM. El objetivo primario del estudio era la supervivencia libre de progresión en pacientes sin metástasis cerebrales mediante una revisión independiente.

Este ensayo clínico de fase 3 se ha llevado a cabo en 88 centros de 7 países y se han incluido 529 pacientes con cáncer de mama metastásico triple-negativo que habían recibido al menos dos regímenes de quimioterapia para la enfermedad avanzada. Estos pacientes fueron aleatorizados (1:1) a recibir sacituzumab govitecán o el tratamiento de elección que considerara el investigador. El estudio confirmó que el tratamiento con sacituzumab govitecán incrementaba de forma significativa la supervivencia libre de progresión, con una reducción del riesgo de progresión o muerte del 59%, y la supervivencia global, con una reducción del riesgo de muerte del 52%, en comparación con el tratamiento de elección que considerada el investigador.

Los resultados de este estudio posicionan a sacituzumab govitecán como uno de los tratamientos de elección para pacientes con cáncer de mama metastásico triple-negativo previamente tratado. Actualmente, este tratamiento ya está aprobado en Estados Unidos por la FDA para pacientes con cáncer de mama avanzado que han recibido dos o más terapias sistémicas previas, al menos una de ellas para la enfermedad metastásica, y su aprobación está siendo revisada de manera prioritaria en Europa por la agencia europea del medicamento (EMA).

“Este es el primer fármaco de ha logrado mejorar la supervivencia de las pacientes con tumores de mama triple negativo en los último años”, concluye el Dr. Cortés.

Fuente: IBBC